3 diciembre, 2022

Una familia tipo necesitó en mayo $ 18.833,55 para no ser pobre y $ 7.437 para no caer por debajo de la línea de la indigencia. Con estas cifras, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la Canasta Básica Alimentaria (CBA) aumentó un 4,8% y la Canasta Básica Total (CBT) un 3,2% respecto a abril. Según datos oficiales, en abril se necesitaron $18.258 para no ser pobre, unos $ 600 menos.

El índice se elabora teniendo en cuenta los requerimientos calóricos y protéicos mínimos para un adulto de entre 30 y 60 años, con actividades moderadas, en base a los hábitos de la sociedad.

En tanto, el índice porteño arrojó otros números. Para la Capital Federal, la Canasta Básica Alimentaria necesaria para no caer en la indigencia llegó a  los $ 9.926,76, y la Básica Total, para no ser pobre, llegó a los $ 24.206,63.

La última medición de pobreza es del segundo semestre del año pasado, que reveló que el 25,7% de los habitantes es pobre y 4,6% indigente. El 27 de septiembre se conocerá el próximo informe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *