20 mayo, 2022

Por Tomás Ressa

Un ida y vuelta constante de emociones contrapuestas fue lo que vivió Juan Martín Del Potro en su gran triunfo por 4-6 6-1 y 6-4 contra el serbio Viktor Troicki, que lo clasifica a semifinales del M1000 de Shanghai.

Al igual que en el partido contra Zverev ayer, comenzó falto de ideas, errático, dubitativo. No terminaba de encontrar el ritmo con su derecha, mientras que el serbio se mantuvo muy firme de fondo de cancha y presionando a Delpo a cometer fallos con su revés. Un break en el noveno juego le bastó para cerrar un parcial de 6-4 a Troicki.

Ya en el segundo set, las cosas cambiaron radicalmente: un Del Potro muy serio, rápido de piernas y contundente en sus tiros martilló a placer al serbio, asestandole un correctivo por 6-1.

El susto vino en el tercer set, cuando apenas comenzado Juan Martín quiso invertirse para pegar de derecha, se trastabilló y cayó con la muñeca en el piso. Los fantasmas volvieron, la expresión de dolor y angustia nos hicieron temer lo peor.

La maldita muñeca izquierda, esa que tuvo que ser operada tres veces y que estuvo a punto de alejarlo de las pistas, se vio nuevamente en peligro. Pero Delpo se sobrepuso a sus dolores, siguió jugando y presionando y tras un tercer set muy disputado se llevó la victoria por 6-4.

Enorme victoria para Juan Martín, que se cita en semifinales contra Federer o Gasquet, en lo que podría ser para el suizo la revancha del Us Open. Resta ver como estará mañana su muñeca, la que tantos éxitos y amarguras le ha traído en los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.