25 mayo, 2022

Por Hernán Majorani

hernan

Contemos: el “caballo” Suarez, José López, Perez Gadín, Lázaro Baez, Milagro Sala, Cesar Milani, Ricardo Jaime, decenas de comisarios de la Bonaerense y la Federal, Jorge Castillo, y ahora el “pata” Medina.

Amigo de Scioli, el sindicalista tiene más de 40 autos, decenas de propiedades, un avión, un yate. Cuando lo detuvieron le encontraron más de 300 mil dólares en efectivo y armas de guerra.

Ricardo Jaime, funcionario amigo de Néstor durante 25 años. Yate, jet de 4 palos verdes, patrimonio casi ilimitado.

José López, Secretario de Obras Públicas del kirchnerismo durante 12 años. Lo encontraron en un convento con 9 palos verdes y una ametralladora.

Jorge Castillo, el “líder” de La Salada. También, lleno de guita, propiedades y autos, igual que Milagro Sala. Y como Milagro Sala, había creado una especie de Estado Paralelo, con terciarización de las fuerzas de choque.

¿Se nota el patrón?

El patrón obliga a las siguientes preguntas.

¿Scioli no sabía nada del patrimonio de su amigo el “pata” Medina?
¿Insaurralde no sabía nada de lo que pasaba en La Salada?
¿Fellner no sabía que él no manejaba a la policía de Jujuy, que la manejaba Milagro Sala?
¿Néstor no sabía el inexplicable dinero que ostentaba Jaime? 25 años trabajando juntos.
¿De Vido no sabía de López, su “mano derecha”?
¿CFK no sabía de De Vido?

A todas estas preguntas hay sólo dos respuestas. O “no se daban cuenta”, o eran cómplices.

¿“Robaron pero hicieron”? Eso se decía de Menem, y demuesta que el kirchnerismo fue sólo una continuación del menemismo. Es decir, una asociación ilícita entre las mafias del narcotráfico, el contrabando, la trata de persona, el delito común y el Gobierno; con el único objetivo de vaciar las arcas de El Estado y volverse ricos.

O fueron unos ineptos, y todos sus amigos y funcionarios robaban sin que ellos se den cuenta.

Yo me inclino por la primera hipótesis.

Lo impensado, lo nunca hecho, viene de la mano, y el valor de una mujer, María Eugenia Vidal; que está haciendo lo que los “machotes” peronistas que gobernaron La Provincia durante 30 años “no se animaron”.

Porque a Cambiemos se le pueden criticar mil cosas, pero la lucha contra las mafias enquistadas en El Estado es tan innegable como necesaria para el desarrollo del país.

Ahora lo que queda esperar es ver si van en serio por el destierro de estas mafias, a nivel nacional y provincial, el principio del fin de la impunidad; o son sólo fuegos de artificio electorales.

Todo parece indicar que esta avanzada contra las mafias está relacionada con el paupérrimo desempeño de los gobernadores feudales y referentes de lo más rancio del PJ en las PASO, desde Rodrigruez Saa hasta la mismísima Kirchner.

Les fue muy mal, y esta caída de grandes mafiosos puede ser consecuencia de eso. Así que, por como vienen las encuestas, parece que este saneamiento institucional de toda la cloaca que nos persigue hace más de 30 años y no nos deja progresar, recién está comenzando.

Habrá que esperar para ver. Mientras tanto, veamos al “pata” Medina en chaleco y casco, y Julio De Vido enfrentando Juicio Oral y Público por matar a 52 personas en La Tragedia de Once.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.