25 mayo, 2022

Por Hernán Majorani. Profesor de Tantra

hernan

Recién llego de la Plaza del Teatro Colón de ver el recital gratuito de Daniel Barenboim y Martha Argerich. Fui con mi viejo, quien me inculcó el amor por la música clásica. Me traje en mi cabeza mil imágenes, que van desde la emoción compartida de estar escuchando en vivo a dos de los artistas más relevantes del mundo; hasta el cuestionamiento de por qué tenemos que hablar de política, cuando la verdadera esencia de la vida es la música.

Pero a los que nos apasiona la política, la vemos como la única herramienta para poder transformar la vida de las personas. Necesitamos analizarla y debatirla. Y tuvimos una semana histórica, políticamente hablando.

Estamos viviendo momentos que no vamos a olvidar fácilmente. Momentos que van a cambiar las cosas para siempre. Momentos de ansiedad, bronca, alivio, esperanza, desilusión, fortaleza. Momentos de reflexión. Un carrusel de emociones para las que hay estar muy despierto si uno no quiere perderse nada.

Es en este tipo de coyunturas donde el análisis debe ser certero e implacable. Tenemos que estar a la altura de las circunstancias que atraviesan el debate sobre cómo organizar esta nuestra hermosa sociedad, el debate sobre qué país queremos ser. Estamos viviendo momentos refundacionales, se podría decir.

De Vido, Milagro Sala, el dólar y la economía. Los temas que creo más relevantes de esta semana.

Empecemos.

La batalla cultural más importante de los últimos tiempos

Recuerdo una entrevista a Marcos Peña, Jefe de Gabinete, donde un reconocido, aunque sobrestimado, conductor de TV le preguntaba: “¿ustedes están confiados de que hacer cloacas les va a traer votos?”. Peña le responde: “si no salimos de la mediocridad y dejamos de pensar en votos no vamos a ir a ningún lado.”

Como toda gran respuesta, me dejó pensando y me generó más preguntas. Tal vez la más importante. ¿Por qué aún, en el siglo XXI, sigue habiendo más del 40% de los habitantes sin cloacas? ¿Por qué las rutas son una miseria? ¿Por qué las ciudades se inundan? Sobre todo, cuando entraron millones de millones de millones de dólares por la soja durante los últimos 12 años. ¿Dónde está toda esa guita?

Todas estas preguntas tienen sólo una respuesta: la corrupción.

Y esta semana, en el no tan Honorable (por ahora) Congreso de La Nación salió a la luz la madre permisiva de la corrupción: la impunidad.

Después de una maratónica sesión, no se pudo aprobar la expulsión de Julio De Vido del Congreso.

Es bastante conservador entender esto como un fracaso del oficialismo. Creo que verlo de esa manera corresponde a una mirada muy vieja de la política. Una mirada anacrónica. Una mirada de cuando sólo se especulaba con los votos a favor, donde se traían legisladores en aviones privados para dar quórum (como hizo Néstor Kirchner en los 90’ cuando necesitaba que se privatice YPF para quedarse con los 600 millones de la regalías provenientes de las acciones de La Provincia de Santa Cruz, hoy en quiebra); en época donde si se estaba seguro de que la votación se ganaba, no se debatía.

A diferencia de épocas anteriores, el oficialismo bajó al recinto sabiendo que no estaban los votos para ganar. Se le dio lugar al debate. Se pudieron escuchar todas las voces.

Obviamente no se puede celebrar que siga siendo Diputado de La Nación un asesino, ladrón y corrupto como Julio De Vido, pero está lejos de ser una derrota, ya que a la ciudadanía le quedaron en claro varias cosas.

No es gratis ver a los legisladores del FPV y el Justicialismo más rancio, abroquelarse para defender a un tipo con más de 100 causas, 5 procesamientos, y una elevación a Juicio Oral por ser partícipe necesario en la muerte de 52 personas en La Tragedia de Once.

El siniestro ferroviario nos mostró en la cara a todos los argentinos algo que hasta entonces no era tan evidente: “LA CORRUPCIÓN MATA”.

Valga la paradoja, la sesión en donde se intentó limpiar El Congreso de delincuentes como Julio De Vido, insisto, partícipe necesario de la Tragedia por robarse la plata de los frenos, dejó de manifiesto que la mejor forma de combatir la corrupción es combatiendo la impunidad. Y dejó bien en claro, quienes son los que están a favor de la impunidad.

Eso es un avance. Va quedando más claro qué tipo de legisladores queremos, y es importante porque pronto votamos eso, legisladores. ¿Queremos legisladores que por cómplices u oportunistas terminen avalando la impunidad?

“Vamos todos juntos a defender la impunidad”, dijo en un fallido para historia, el Jefe de Bloques de Diputados del FPV, Héctor Recalde. Es posta, googleenlo.

Era cantado que el Frente Para La Victoria iba a defender a De Vido. Fue “el segundo” de la asociación ilícita que gobernó el país durante 12 años. Todos, absolutamente todos los choreos; desde el desvío de subsidios, los fraudes viales, el robo en la construcción de viviendas sociales, el vaciamiento de YPF; todos eran ejecutados por el Ministro de Planificación y sus secretarios.

Detalle: todos los secretarios de Planificación están, o procesados o en cana, como su mano derecha, José López, a quien todos recordaran por haberlo visto tirando 9 millones de dólares en un convento mientras portaba un arma de guerra. (¿Se acuerdan cuando les pregunté donde estaba la guita de las cloacas?)

No es la primera vez que el kirchnerismo usa El Congreso para defender la impunidad.

Se hizo con la imprenta Ciccone, la “máquina de hacer dinero” con la que se quedó Amado Boudou a través de sus testaferros. Es el único caso en la historia donde El Congreso (con mayoría kirchnerista) expropia una empresa sin saber quiénes son los dueños.

Qué casualidad que el otro curro de The Old Found, la empresa de los testaferros de Boudou, haya sido la renegociación de la deuda de La Provincia/Feudo de Gildo Infrán; Formosa. Otro gobernador que le bajó línea a sus títeres en Diputados para votar en contra de la expulsión de De Vido.

Otro caso de impunidad por parte de lo que fue el Congreso K fue la aprobación de Memorando con Irán (pareciera que en ese momento no les importaba tanto la “constitucionalidad” del proyecto) más adelante, fue declarado inconstitucional por ser una clara entrega de la soberanía judicial, y de nuevo, impunidad, esta vez para los iraníes acusados de matar a 85 personas en el atentado a la AMIA.

Que en 10 años, no hayan pedido el desafuero de Menem, para que cumpla su condena y no se esconda detrás de los fueros, es el ejemplo más claro de que el narco-menem-kirchnerismo está del lado de la impunidad.

Lo más triste es que ni un solo legislador de los que apoyaron a De Vido pudo decir nada bueno de él. “Es inocente”, “es un tipo honrado”. Nada. Sólo se ampararon en tecnicismo falsos planteos de inconstitucionalidad.

Otros diputados cómplices de “La Banda” hablaron de que esperan sentencia firme y no basta con lo que ya hay en los expedientes judiciales. La misma Cristina Fernández de Kirchner, en 1990 y como Diputada del PJ apoyó la destitución del Gobernador de Santa Cruz, Ricardo Jaime Del Val; basándose en que con las denuncias bastaba, o sea, los mismos argumentos que el FPV ignoró para defender a De Vido. Pero bueno, pedirle coherencia a una ex Presidente que en Campaña va a visitar a productores del sector lechero, cuando durante su Gobierno y el de su marido se cerraron 4.903 tambos; es como pedirle a un león que se haga vegetariano.

Algunos se animaron hasta a decir que era todo una movida mediática. El mismo caradura de De Vido dijo ser un perseguido político, una excusa para tapar la situación económica complicada que enfrentamos. Suelto de cuerpo, como si él no tuviera ningún tipo de responsabilidad en la situación económica del país. Durante la gestión del Ministro De Vido, pasamos de exportar energía a importarla. Y supongamos que los conspiranoicos de siempre tienen razón, si De Vido es inocente y es un perseguido político, ¿por qué no se pide licencia y se somete a La justicia? Así dejamos de hablar de él, y hablamos de ahora. No cierra.

También dijo que nunca se amparó en sus fueros cuando tuvieron que pedir permiso para allanar su domicilio. Mentir es su única forma de defenderse. Cualquier cosa que salga de la boca de De Vido va a ser una mentira. Siempre lo fue.

Lo que sorprendió por su inocencia e ingenuidad fueron los argumentos de La Izquierda, quienes también votaron en contra de la expulsión de De Vido.

Básicamente argumentaron que no acompañaban el dictamen porque era “un movida política”.

A ver, niños. ¡Obvio que es una movida política! La decisión de desinfectar El Congreso de personajes como Menem o De Vido es pura y exclusivamente política. No para juzgar; para eso está (o debería estar) La Justicia; pero para fortalecer la reputación del Parlamento, darle credibilidad, y que deje de ser un geriátrico para delincuentes.

Es como que La Izquierda argentina sigue perdida dentro de un sistema que no reconoce pero del que forma parte; e intenta, sin frutos por su oportunismo, manejar.

Por estas razones y otras es que me cuesta ver esto como una “derrota” del oficialismo. El debate separó las aguas. Separó a los corruptos, a los cómplices, a los oportunistas; de los que quieren hacer política en serio. Se empieza a notar esa línea que antes estaba difusa, entre la oposición responsable, que quiere sacar el país adelante; y los que quieren poner palos en la rueda para hacer ruido sin nueces, o directamente no ir en cana.

Quedó demostrado que somos más los que queremos sacar a las mafias; no sólo de la policía y de los sindicatos, sino también de la Justicia, y del Poder Legislativo, donde se esconden los delincuentes cuando pierden las elecciones.

Lamentablemente se necesitaban 2/3 de los presentes, pero somos más, 138 votos a favor de echarlo, 95 votos para defenderlo.

————————
Esta es la lista de los Diputados que votaron a favor de Julio De Vido.

Norma Amanda Abdala de Matarazzo (Frente Cívico por Santiago); Alejandro Abraham (FPV); Cristina Álvarez Rodríguez (FPV); Berta Hortensia Arenas (Compromiso Federal); Alcira Susana Argumedo (Proyecto Sur- UNEN); Gustavo Arrieta (FPV); Jorge Rubén Barreto (FPV); Luis Eugenio Basterra (FPV); Ivana María Bianchi (Compromiso Federal ); María Cristina Britez (FPV); Juan Cabandié (FPV).

Remo Gerardo Carlotto (Peronismo Para la Victoria); Guillermo Ramón Camona (FPV); Analiz Ailén Carol (FPV); Nilda Mabel Carrizo (FPV); Carlos Castagneto (FPV); Sandra Castro (FPV); José Alberto Ciampini (FPV); Luis Francisco Jorge Cigogna (FPV); Marcos Cleri (FPV); Diana Conti (FPV); Héctor Ricardo Daer (Bloque de los Trabajadores); Eduardo Enrique De Pedro (FPV); Lucila María De Ponti (Peronismo Para la Victoria); Julio De Vido (FPV); Edgardo Fernando Depetri (FPV); Juliana Di Tullio (FPV); Ramón Alfredo Domínguez (Compromiso Federal); Claudio Martín Doñate (FPV).

Juan Carlos Diaz Roig (FPV); Gabriela Estevez (FPV); Eduardo Alberto Fabiani (Juntos por Argentina); Araceli Susana del Rosario Ferreyra (Peronismo Para la Victoria); Francisco Furlán (FPV); Ana Carolina Gaillard (FPV); Miriam Gallardo (FPV); María Teresa García (FPV); Nilda Garré (FPV); Lautaro Gervasoni (FPV); José Luis Gioja (FPV); Nathalia Gonzáles Seligra (PTS- Frente de Izquierda); Adrián Grana (FPV); Dulce Granados (FPV); Leonardo Grosso (Peronismo Para la Victoria); María Isabel Guerín (FPV); Mauricio Gómez Bull (FPV); Carlos Salomón Heller (Solidario SI).

José Alberto Herrera (Frente Cívico por Santiago); Luis Beder Herrera (Justicialista); Silvia Horne (Peronismo Para la Victoria); Juan Manuel Huss (FPV); Santiago Igon (FPV); Manuel Humberto Juárez (Frente Cívico por Santiago); Axel Kicillof (FPV), Máximo Kirchner (FPV); Carlos Kunkel (FPV); Andrés Larroque (FPV); Ana María Llanos Massa (FPV); Inés Beatriz Lotto (FPV); Pablo Sebastián López (FTE, de Izquierda y de los Trabajadores); Teresita Madera (Justicialista); Darío Martínez (FPV); María Lucila Masín (FPV); Liliana Mazure (FPV); Mayra Mendoza (FPV); Sandra Mendoza (FPV).

Verónica Mercado (FPV); Pedro Rubén Miranda (Justicialista); Carlos Julio Moreno (FPV); Graciela Navarro (Frente Cívico por Santiago); Cristian Oliva (Frente Cívico por Santiago); José Fernando Orellana (Primero Tucumán); Mira Ameliana Pastoriza (Frente Cívico por Santiago); Juan Manuel Pedrini (FPV); Juan Manuel Pereyra (Concentración FORJA); Francisco Omar Plaini (Cultura, Educación y Trabajo); Martín Alejandro Pérez (FPV); Analía Rach Quiroga (FPV); Alejandro Ramos (FPV); María Fernanda Raverta (FPV); Héctor Recalde (FPV); Matías Rodríguez (FPV); Rodrigo Rodríguez (FPV).

José Ruiz Aragón (FPV); Walter Santillán (FPV); Eduardo Jorge Seminara (FPV); Julio Rodolfo Solanas (FPV); Mirta Alicia Soraire (FPV); María Emilia Soria (FPV); Victoria Soledad Sosa Capurro (Fte. de Izquierda y de los Trabajadores); Luis Rodolfo Tailhade (FPV); Héctor Tentor (Justicialista); Néstor Tomassi (Justicialista); Ramón Alberto Tovares (FPV) y Luana Volnovich (FPV).

Los siguientes legisladores se abstuvieron de votar:

Frana, Silvina Patricia FPV – PJ Santa Fe); Giordano, Juan Carlos (Izquierda Socialista – Frente de Izquierda; Ziliotto, Sergio Raúl (Justicialista La Pampa).

Y los siguientes ni siquiera fueron:

Bardeggia, Luis María (FPV – PJ Rio Negro); Caselles, Graciela María (Partido Bloquista de San Juan San); Closs, Maurice Fabian B.  (Frente de la Concordia Misionero Misiones); Couly, Veronica Carolina (Federal Unidos por una Nueva Argentina Buenos Aires); Di Stéfano, Daniel (FPV – PJ Misiones); Fernández Mendía, Gustavo Rodolfo (Justicialista La Pampa); Franco, Jorge Daniel B. (Frente de la Concordia Misionero Misiones); González, Josefina (FPV – PJ Santa Fe); Lavagna, (Marco Federal Unidos por una Nueva Argentina C.A.B.A.); Macías, Oscar Alberto (Justicialista Corrientes); Martínez Campos, Gustavo José (Justicialista Chaco); Martínez, Oscar Anselmo (Movimiento Solidario Popular Tierra del Fuego); Moyano, Juan Facundo (Federal Unidos por una Nueva Argentina Buenos Aires); Peñaloza Marianetti, María Florencia (Compromiso con San Juan San Juan); Risko, Silvia Lucrecia B. (Frente de la Concordia Misionero Misiones); Roberti, Alberto Oscar (Justicialista Buenos Aires); Romero, Oscar Alberto (Justicialista Buenos Aires); Rubín, Carlos Gustavo (Justicialista Corrientes); Snopek, Guillermo (Justicialista Jujuy); Taboada, Jorge (Chubut Somos Todos Chubut).
————————-
Y les dejo otra lista:

Juan Carlos Alonso; Karina Mariela Altamirano; Jonathan Maximiliano Báez; Dionisia Barros; Claudio F. Belforte; Natalia Benitez; Federico Agustín Bustamante; Micaela Cabrera Machicao; Darío Cellie; Daniel R. Matías Cerricchio; Juan Daniel Cruz; Graciela Beatriz Díaz; Sabrina Florencia Espíndola; Lucía Fernández Chaparro; Florencia Fernández Sugastti; Juan Leonel Frumento; Yolanda Sabrina Galván; Carlos María Garbuio; Alberto David García; Mónica Garzón; Marcela Alejandra Gómez; Ranulfo González Centurión; Verónica González Franco; Claudia Mariel Izzia; Fernando Andrés Lagrotta; Estela Legia (o Lei Jiang Yan); Isabel López; Nancy López; Roberto López Pacheco; Alex Nahuel Martínez; Lucas Menghini Rey; Marina Moreno; Miguel Angel Núñez Vilcapona; Lucas Gabriel Palud Quini; Sofía Peralta; Silvia Gabriela Pereyra; Gloria Cecilia Pinilla León; Tatiana Pontiroli; Esther Sandra Reyes; Braulio Romero; Graciela Romero; María Scidone; Rosa Margarita Tevez; Sonia Torres Rolón; Gloria Alejandra Troncoso; Nicolás Elías Villalba; Pablo Fernando Zanotti; Cristian Zavala; Ana Teresa Zelaya; Ariel Zúñiga y Nayda Tatiana Lezamo (embarazada, viajaba a hacer una ecografía)

52 muertes. 52 familias condenadas a la ausencia perpetua de sus familiares. Las 52 víctimas de La Tragedia de Once. 52 laburantes que murieron, porque el tren no frenó. Julio De Vido se robó la guita de los frenos, se robó la vida de esas personas, como las de tantas otras.

¿Por qué pienso que lo que se dio en Diputados el miércoles fue una de las batallas culturales más importantes de los últimos tiempos? Porque en un país donde La Justicia hace la plancha pensando en los tiempos electorales, la política se puso las pilas y se preguntó: ¿Está bien que delincuentes como Menem o De Vido formen parte del Congreso?

El FPV, el PJ, La Izquierda, el partido de Pino Solanas, y los títeres de los Gobernadores Feudales parecen pensar que si.

Milagro Sala y la resolución de CIDH

Esta semana también se conoció el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con respecto a la situación de Milagro Sala, y como ya es costumbre, el kirchnerismo residual mafiocratico intentó tergiversar la cuestión y llevar agua para su cada vez más denso molino.

Escuchar a personajes como Gabriela Cerruti diciendo que la CIDH le ordenaba al Gobierno la liberación inmediata de Milagro Sala daría risa, si no diera pena y vergüenza ajena.

Nada más alejado de la verdad. Estos tipos arruinaron el país por mentir, perdieron las elecciones por mentir, y siguen mintiendo. Patológico.

La CIDH aconsejó prisión domiciliaria o libertad vigilada por mecanismos electrónicos.

Con esto no sólo están diciendo que hay “peligro de fuga”, lo cual es causal para la prisión preventiva, sino que están contradiciendo lo que el kirchnerismo viene intentando instalar (sin éxito) desde que Milagro fue detenida, el invento de que Sala es una presa política.

Aclaremos algo, por favor.

Milagro Sala no está presa por ser negra, o india, o una dirigente social. Milagro Sala está presa porque está acusada; y en dos casos sentenciada; por extorción, privación ilegitima de la libertad, intentos de homicidios, homicidios y asociación ilícita. Sala está acusada de secuestrar un bebé.

Todos vimos a miembros de su organización retirando millonadas de pesos de la caja de un banco y llevándoselos en valijas, cuando el kirchnerismo perdió las elecciones en 2015.

Hay 700 millones de pesos que manejaba Milagro Sala que desaparecieron. Plata destinada a viviendas sociales. Se robaron la plata de los pobres.

Y de nuevo, la inmoralidad cae siempre en la paradoja.

La misma semana donde la CIDH admitió de manera indirecta que Milagro Sala no es una presa política y que hay peligro de fuga, sino ¿por qué recomendaron vigilarla electrónicamente?; en esa misma semana, la líder de la Tupac Amaru le escribió una carta de apoyo a Nicolás Maduro. Un personaje siniestro que instaló una verdadera dictadura en Venezuela. Donde si hay presos políticos. Donde si hay represión ilegal. Fuerzas armadas y grupos paramilitares matando a balazos a manifestantes. Ya van más de 100 muertos en nuestra hermana patria.

Eso si, no hay que dejar de lado los cuestionamientos de la CIDH sobre las condiciones en las que se encuentra detenida. Sería una tragedia que la manden a matar para que pase de ser una delincuente condenada a ser mártir de un proyecto nacional y popular que tiene menos de nacional y popular que el Pato Donald.

Milagro Sala tiene que ser custodiada y protegida para enfrentar a La Justicia. Ojala la Corte Suprema se exprese en este sentido. Yo creo así lo hará.

No es la economía, es la campaña 

El dólar rompió la barrera de los 18 pesos. El dólar siempre tiende a subir en años electorales, más aún en campañas feroces como la actual. Esto le da un poco de aire a las economías regionales, pero es necesario ver como impacta en la inflación, que ya empezaba a bajar.

Es evidente que el oficialismo, de cara a estas elecciones, no puede mostrar logros económicos tangibles para toda la sociedad.

Cuando se agarra a un país default, con sobrepoblación clientelista estatal, inflación del 40%, con un Banco Central prácticamente vacío, con 14 millones de pobres escondidos bajo las estadísticas, con un Indec destruido, con La Provincia de Buenos Aires vacía sin plata para pagar los sueldos, mafias enquistadas en todos los niveles de El Estado; se sabe que no se puede revertir eso en un año y medio. No seamos necios ni negadores.

Los logros son políticos. Reabrir el Congreso que estaba virtualmente cerrado. Discutir qué tipo de personas deberían poder o no estar en ese Congreso, moral y éticamente hablando; que la Gobernadora Vidal tenga que vivir en una base militar por las amenazas de los narcos, de la bonaerense, y de los narcos de la bonaerense. La pelea contra lo que nunca se peleó comenzó. Y eso es por decisión política, y el sólo encararlo, después de 30 años de democracia donde nunca nadie hizo nada, ya es un logro.

Pero si, en materia económica las cosas están difíciles, y tengo la analogía perfecta.

Vos imaginate que te lastimas un brazo, pero no le das bola, le pones una venda y listo. De repente te duele, te tomas un analgésico y te pones otra venda arriba de la otra venda. Se te hincha, te tomas un anti-inflamatorio, te pones otra arriba de la otra venda que está arriba de la otra venda. Te empezás a sentir mal y te tomas la fiebre. Tenés 39°. Te enojas y rompes el termómetro.

Llega un momento en que no te podes mentir más y te das cuenta de que tenés alta infección; y tenés que tomar una decisión.

O vas sacándote todas las gasas que te fuiste poniendo, llenas de sangre y pus, y va a doler; la pucha que está doliendo; limpias la herida y tomas antibióticos; o te cortas el brazo, que hubiese sido, y de nuevo recontra valga la paradoja, votar a Scioli.

Otra opción es llorar como nenitos, pedir que te pongan las vendas de nuevo, y morirte de gangrena. Es hora de que maduremos.

Ya voy a escribir una columna describiendo como creo que estaría el país si hubiese ganado Daniel Scioli. Mientras tanto se lo pueden ir imaginando.

El destino de La Argentina es incierto. Y como toda incertidumbre, hay que encontrar las vetas por donde se cuelan las inseguridades que tantas veces no nos permitieron ver las oportunidades. No ver las oportunidades se llama resignación, y la resignación es la muerte del alma. Yo no me voy a resignar.

Son tiempos difíciles pero necesarios. Madurar es reflexionar y juzgar el pasado, para entender el presente y proyectar el futuro. Ese es el desafío. Madurar como país.

Y hablando del pasado, ¿qué semanita vivimos, no? Y hablando del futuro, ¿qué semanita nos espera? Y hablando del presente, ¿qué carajos pasa con el clima?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.