26 noviembre, 2022

El Plan Gas IV que consistirá en la convocatoria a las empresas para prorrogar los contratos vigentes hasta 2024, y el Plan Gas V busca asegurar la producción incremental que requerirá el abastecimiento de la primera etapa del Gasoducto Néstor Kirchner que se encuentra en etapa de construcción.

La presentación fue encabezada por el presidente Alberto Fernández en Casa Rosada.

El presidente Alberto Fernández aseguró que el Gobierno va a “construir un sistema legal que dé certezas al sector hidrocarburífero”, para “aprovechar las oportunidades que la Argentina no debe dejar pasar”, al encabezar este jueves el lanzamiento del Plan Gas IV y V en Casa de Gobierno. “Vamos a seguir adelante con todos los incentivos, dando la normativa necesaria que la actividad está reclamando, y vamos a exigirles inversión, producción y trabajo a quienes se beneficien con eso“, afirmó Fernández durante un acto en el que estuvo acompañado por el ministro de Economía, Sergio Massa, y la secretaria de Energía, Flavia Royón.

También participaron del encuentro, los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez, de Chubut, Mariano Arcioni; y de Río Negro, Arabela Carreras, junto a directivos de empresas petroleras y dirigentes gremiales del sector.

De esta forma, el Gobierno nacional lanzó el Plan Gas IV que consistirá en la convocatoria a las empresas para prorrogar los contratos vigentes hasta 2024, y la convocatoria al Plan Gas V con el que se buscará asegurar la producción incremental que requerirá el abastecimiento de la primera etapa del Gasoducto Néstor Kirchner que se encuentra en etapa de construcción.

“Tenemos la oportunidad de que en una primera etapa logremos que el gas de Vaca Muerta se distribuya en todo el país y alcanzar casi el autoabastecimiento; y después habrá que ofrecer gas al mundo”, afirmó el presidente.

Por su parte, Sergio Massa afirmó que el desafío que se plantea el Gobierno es que “la producción energética de la Argentina en 2027 tenga el mismo tamaño y peso de exportación que la de proteínas en el producto bruto interno”. “El país puede recorrer un camino que genere en el sector energético un segundo gran jugador en el producto bruto junto a los agronegocios”, consideró Massa y sostuvo que “el país va a quedar a un paso (del autoabastecimiento), al 90%, en 2023”.

En cuanto al impacto que se prevé que tendrán las nuevas etapas de incentivo a la producción de gas en todas las cuencas, Massa resaltó que dejar de importar gas y producirlo representa en términos de ahorro por importaciones de energía hasta 2028 unos US$ 19.000 millones y, en 2023, US$ 3.200 millones.

A la vez, significará US$ 28.900 millones de ahorro en divisas hasta 2028, y US$ 4.800 millones en 2023; en tanto que se esperan inversiones por US$ 7.000 millones hasta 2028 y unos US$ 1.200 millones en 2023, producto del incentivo a la producción gasífera.

También reseñó que esa mayor actividad se reflejará en un incremento de la recaudación fiscal de US$ 3.500 millones hasta 2028 y US$ 600 millones en 2023, y la creación de 10 mil puestos de trabajo hasta 2028.

En el inicio del acto, Royon afirmó que la prórroga del Plan Gas, mediante sus etapas IV y V, permitirá generar previsibilidad con contratos por cuatro años hasta 2028, lo que representará “un camino estratégico en pos del autoabastecimiento y el desarrollo energético”.

Los siguientes son los principales aspectos del plan:

-El Plan comprende la prórroga hasta el 2028 del actual plan (que vence en el 2024).

-La licitación de los 11 millones de m3 día que estaría disponible para junio-julio del 2023 cuando se finalicen las obras del Gasoducto.

– Plantea entre sus beneficios la extensión del esquema actual para dar previsibilidad a los productores.

– Permite la internalización de eficiencias productivas mediante mejora del precio tope.

– Reconoce precios diferenciales por cuenca compensando heterogeneidad.

– Mejora en las condiciones para el otorgamiento de prioridades de exportación.

– Ofrece previsibilidad para el llenado del Gasoducto Néstor Kirchner y sus futuras ampliaciones.

– El plan busca garantizar el gas que requerirá la obra del Gasoducto Néstor Kirchner que unirá Vaca Muerta con la localidad bonaerense de Salliqueló.

– Se llama a licitación para el plan de obras del Gasoducto para cubrir la demanda de gas del mercado interno de la Argentina hasta el 2028.

– Se genera una señal de previsibilidad para dar un salto cuantitativo y cualitativo en Vaca Muerta.

– Otorga el marco para que las empresas puedan tomar las inversiones para aumentar la producción y así promover la exportación de gas.

– El gasoducto permitirá el ahorro de divisas al sustituir combustible importando (GNL o líquido).

– Las ampliaciones de transporte expandirán la capacidad de exportación y garantizará mayor porcentaje de producción local.

– El gasoducto generará puestos de trabajo, más recaudación para las provincias, mayor recaudación fiscal y fortalecimiento del entramado productivo local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *