29 mayo, 2022

Un chófer de la línea 275 se convirtió en héore esta madrugada cuando decidió desviar su recorrido para llevar al hospital a un pasajero de 17 años que sufrió una descompensación cuando bajaba del transporte.

Maximiliano Álvarez, de 36 años, vecino de Punta Lara y chófer de colectivos desde hace 15 años, vio como Brandon Millán, de 17 años, se descompensó al bajar en la esquina de Bossinga y Brasil, en Ensenada.

Tras unos segundos inconsciente, el adolescente se despertó. Avergonzado, se rehusó a aceptar la ayuda de Maximiliano, que quería llevarlo al hospital.

“Me dijo que se iba a quedar sentado en el cordón hasta que se le pasara. Lo observé unos segundos y vi que se desplomó sobre el pasto con los ojos abiertos”, explicó el chófer, que al ver la escena bajo del rodado, alzó al jóven y lo llevó de urgencia al Hospital Horacio Cestino. Tres mujeres a bordo se encargaron de contener a Brandon hasta llegar.

Una vez en la guardia, Maximiliano bajo a upa al joven, lo acostó en una camilla y fue a comprarle un alfajor y un yogurth a un kiosco mientras los médicos lo atendían.

Una vez que Brandon estuvo fuera de peligro, continuó su jornada hasta el mediodía. Su increíble gesto se viralizó en las redes sociales, más de lo que él mismo se hubiese imaginado.

“Este chofer no dudó en cortar su recorrido para llevar a mi hijo al hospital y quedarse con él hasta que llegué. Es un ejemplo de persona, un genio. Te voy a estar agradecida de por vida, que Dios te bendiga siempre, escribió la madre del joven, Romina Millán, en su cuenta de Facebook.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.